Navigate Up



Conoce a María del Mar Mínguez

El Desafío

Algunas semanas antes de Navidad en el 2011, María del Mar Mínguez, de 46 años de edad,  comenzó a tener fuertes dolores de cabeza y a sentirse muy cansada y débil. El dolor y la fatiga empezaron a hacerle difícil realizar su trabajo como psicóloga en Valladolid, España, donde  proporciona terapia a las personas que han perdido la vista - un trabajo que la causa gran  satisfacción personal dado que nació con discapacidad visual. Mar sospechaba que los síntomas eran causados por una hernia de disco que la había dado problemas similares en el pasado.
 
A medida que el dolor se agravó y empezó a perder la sensibilidad en sus extremidades, Mar viajó a Madrid para ver al neurocirujano que previamente había tratado su hernia de disco. Sin embargo, esta vez la resonancia magnética mostró un problema más serio. Un tumor en la base del cráneo de Mar estaba presionando severamente contra su tronco cerebral, causando los síntomas. El tumor fue diagnosticado como un meningioma -  tumor de las membranas protectoras del cerebro- del clivus y agujero magno. Si no se extraía, seguiría creciendo y causaría daño severo y permanente al cerebro de Mar.
 

El Camino Hacia UPMC

El neurocirujano de Mar la informó acerca de la técnica quirúrgica tradicional utilizada para extraer los meningiomas de la base del cráneo, que en este caso implicaba un alto riesgo de complicaciones y daño a los nervios que controlan la deglución y la respiración.  La recomendó encarecidamente consultar con el Dr. Fernández-Miranda y viajar a UPMC para someterse a un procedimiento mínimamente invasivo que tiene un índice de éxito muy alto. "Mi médico me dijo que yo era demasiado joven para someterme a la cirugía tradicional, que no debía correr el riesgo", dijo Mar. "Tengo dos hijas, de siete y nueve años. Él me dijo que pensara en ellas."
 
Sin embargo, la decisión no fue fácil.  El seguro médico de Mar en España no cubría el procedimiento, y mucho menos los gastos de viaje. "Yo simplemente no podía permitirme el lujo de hacerme la cirugía, no sin ayuda", dice Mar. Fue entonces cuando su comunidad se juntó a fin de ayudarla, con todos desde su familia a sus compañeros de trabajo contribuyendo monetariamente para asegurarse de que ella pudiera obtener el cuidado que necesitaba para salvar su vida. "Yo no podía creer que mis amigos y mi familia hubieran reunido todo ese dinero para que yo viajara a Estados Unidos a hacerme el procedimiento. No podría estar más agradecida ", dijo.
 
Mar comenzó a comunicarse con el Dr. Fernández-Miranda, que la explicó cómo extirparían el tumor mediante el innovador Abordaje Endoscópico Endonasal (EEA, por sus siglas en inglés) que permite la extirpación de tumores a través de la nariz y los senos nasales. María y su familia se sentía seguro de que este tratamiento podría extirpar el tumor, y en solo unas semanas, estaban de camino a Pittsburgh.
 

La Solución

Durante la cirugía de 12 horas de duración, el Dr. Fernández-Miranda, junto con los Dres. Paul Gardner y Carl Snyderman, extirparon el tumor -del tamaño de una nuez- a través de la nariz de Mar, eliminando de inmediato la presión sobre su tronco cerebral. En los días posteriores a su cirugía, Mar se dio cuenta de que sus síntomas previos iban desapareciendo. "Poco a poco pude ver claras mejorías", dijo. "El dolor y la perdida de sensibilidad que sentía antes de la cirugía iban desapareciendo, y entonces supe que la intervención había sido un éxito".
 
Antes y después de la cirugía, Mar y su familia se alojaron en el Family House, que permite a los pacientes y sus seres queridos procedentes de fuera del área de Pittsburgh quedarse y recuperarse en un ambiente cómodo y familiar. Durante su estancia en el Family House, Mar reconoció que el personal y los otros pacientes que disfrutaban de escuchar sus experiencias - a menudo compartidas a través de su intérprete de inglés - ayudaron con su recuperación. "El oír todas las experiencias positivas de otros pacientes en UPMC realmente ayudó a ponerme de buen humor, y la atención que recibí allí fue increíble. En realidad, fue más allá de increíble, siempre recordaré mi estancia allí ", dice ella.
 

Los Resultados

Mar pudo volver a España y reunirse con sus hijas 15 días después de su cirugía. El día antes de volar a casa, Mar y su hermana se encontraban disfrutando de ir de compras por el centro de Pittsburgh, cuando el Dr. Fernández-Miranda le pidió a Mar venir a una rápida evaluación y scanner de seguimiento para asegurarse de que seguía progresando bien. Mar se ríe cuando recuerda: "Mi hermana y yo nos presentamos en el hospital con los brazos cargados de bolsas de compras. Por suerte sólo fue una visita rápida y enseguida volvimos a las compras.”
 
 
 

©  UPMC | Affiliated with the University of Pittsburgh Schools of the Health Sciences
Supplemental content provided by A.D.A.M. Health Solutions. All rights reserved.

For help in finding a doctor or health service that suits your needs, call the UPMC Referral Service at 412-647-UPMC (8762) or 1-800-533-UPMC (8762). Select option 1.

UPMC is an equal opportunity employer. UPMC policy prohibits discrimination or harassment on the basis of race, color, religion, ancestry, national origin, age, sex, genetics, sexual orientation, marital status, familial status, disability, veteran status, or any other legally protected group status. Further, UPMC will continue to support and promote equal employment opportunity, human dignity, and racial, ethnic, and cultural diversity. This policy applies to admissions, employment, and access to and treatment in UPMC programs and activities. This commitment is made by UPMC in accordance with federal, state, and/or local laws and regulations.

Medical information made available on UPMC.com is not intended to be used as a substitute for professional medical advice, diagnosis, or treatment. You should not rely entirely on this information for your health care needs. Ask your own doctor or health care provider any specific medical questions that you have. Further, UPMC.com is not a tool to be used in the case of an emergency. If an emergency arises, you should seek appropriate emergency medical services.

For UPMC Mercy Patients: As a Catholic hospital, UPMC Mercy abides by the Ethical and Religious Directives for Catholic Health Care Services, as determined by the United States Conference of Catholic Bishops. As such, UPMC Mercy neither endorses nor provides medical practices and/or procedures that contradict the moral teachings of the Roman Catholic Church.

© UPMC
Pittsburgh, PA, USA UPMC.com